La app de salud está basada en una o más fuentes de información fiable y toma en consideración la evidencia científica disponible.

[Contenidos y fuentes de información]

Propósito: Dar a conocer al usuario el grado de evidencia científica y el tipo de fuentes utilizados en cada caso (revisiones sistemáticas, guías de práctica clínica, artículos revisados por pares, protocolos consensuados, consensos de expertos etc.).

Requisitos:

  1. Se indican las fuentes de las que se extrae la información (revisiones sistemáticas, guías de práctica clínica, artículos revisados por pares, protocolos consensuados, consensos de expertos etc.).
  2. Si el contenido no procede de una fuente reconocida, se indica cómo se elaboró dicho contenido, incluyendo información sobre su relevancia y fiabilidad.
  3. Se especifica el nivel de evidencia o grado de recomendación utilizado.
  4. Se revisa la calidad científico-técnica de sus contenidos y se actualizan en función de la nueva evidencia científica disponible.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *